Paciencia

37242

Cuando un profesor al que admiras te dice “Haz lo que te digo todos los días, pero ten en cuenta que no empezarás a ver los resultados hasta dentro de dos años”. Te planteas varias cosas: ¿me merece la pena? ¿y si no acaba funcionando? ¿por qué tiene que pasar tanto tiempo?

Pero sólo tienes dos opciones. O creer ciegamente lo que esa persona te está diciendo y tener una fe inquebrantable durante los siguientes 730 días, o mandar al carajo aquello que supuestamente querías conseguir. No es fácil. Aunque bien es cierto que nadie te dijo que lo fuera cuando comenzaste. Supongo que en el momento en el que el profesor termina su grandiosa frase, el motivo por el que fuiste a dar clase con él, por el que te has entregado a la tarea en la que él te está guiando, debe resurgir en tu memoria o acabarás por sucumbir al derrotismo.

Supongo que si, por fin, encuentras el motivo por el que merece la pena esforzarse durante 730 días sin descanso, la mejor medicina será armarse de paciencia y tirarse al vacío creyendo que ese profesor estará esperándote en el fondo con una gran colchoneta.

Círculos sociales

socialmedia

El ser humano es un animal social. Necesita sentirse parte de un grupo, parte de un todo. Y cuanto mayor sea el grupo, más reafirmado se siente. El problema es que cada vez los grupos son más parecidos entre sí. Conversación habitual: Cotilleos, rumores, asuntos tan variados como vanos y alguna gota de estupidez propia o ajena.

“Cada día estoy más cansada. Cada día me siento más sola en este mundo lleno de gente con el que apenas tengo nada en común. ¿Será que no me muevo en los círculos adecuados?”

Esto es lo que mucha gente puede llegar a pensar y, déjenme decirles algo, estarán terriblemente acertados. En este vasto mundo hay gente muy idiota y gente maravillosísima. Sólo hay que buscar y rebuscar círculos sociales con los que puedas crecer como persona. Que haberlos, haylos, de verdad. Seguramente sean reducidos y por eso te cueste encontrarlos, pero piensa que al ser tan únicos seguramente sean piedras preciosas difíciles de contrar y valiosísimas.

Hasta que tu búsqueda del tesoro llegue a buen puerto, no te preocupes si te sientes un extraño pensante entre borregos que siguen a un líder en las sombras sin saberlo. Esos grandes círculos sociales temen a la gente diferente. Les da miedo lo desconocido, lo que no pueden controlar. Tú eres diferente y tendrás que lidiar con los que no lo quieren ser.

Pero que no te coharten, que no te lleven a su terreno. Aunque sea duro, aunque a veces te sientas fuera de lugar. Sigue siendo tú, no pierdas tu esencia durante tu búsqueda. No te rindas. Porque como bien me dijo una gran amiga: “Ser diferente es un privilegio y no algo de lo que avergonzarse”.

Tratamiento

sonar-celos

Hola, encantados de conocerte. Hasta hoy no habías necesitado de nuestros servicios pero, como casi todo el mundo, finalmente nos has hecho venir.

Supongo que tus síntomas serán los habituales: Envidia, miedo e inseguridad. Si además, sientes algún otro malestar, ya pudiera ser ira o deseos de venganza, por favor, háznoslo saber de inmediato para administrarle directamente el tratamiento B.

Gracias a nuestros servicios usted podrá enfocar esos malos sentimientos en otros objetivos que le harán sentir un poco mejor. Algún ejemplo puede ser una posesividad desmedida, histeria y alucinaciones obsesivas, pesadillas nocturnas en las que acabas con la persona que te ha robado lo que más anhelas, y un largo etcétera.

Por favor, absténgase de hablar sobre este tema con nadie o de intentar darle una explicación lógica a sus sentimientos. Eso sólo entorpecería nuestra labor.

Atentamente,

Los Celos.

Nervios

021

Pum… Pum… De repente el latido de tu corazón se vuelve evidente a tus sentidos. Algo que siempre está ahí y que no alcanzas a escuchar hasta que se acelera o comienza a bombear más fuerte de lo normal. Lo mismo pasa con la respiración, es más rápida y se acentúa.Las tripas comienzan a removerse y un gran peso se acomoda en tu pecho.

Pum.. Pum.. Pum.. Las manos te sudan y sientes las extremidades más frías de lo habitual. Las rodillas tiemblan y la boca se reseca. Parece que cada parte de tu cuerpo fuera por su lado, a un ritmo diferente, sin seguir tus indicaciones. Tus ojos miran de vez en cuando el reloj. En tu cabeza tienes claro que debes respirar hondo y pensar de forma positiva, pero la puesta en práctica no es tan sencilla.

Pum.Pum.Pum.Pum.Te visualizas en acción. Le quitas hierro al asunto. No te juegas la vida en ello. Después de esto tu vida seguirá independientemente del resultado. Intenta centrarte y demostrar lo que sabes hacer. No tienes que tener miedo. No va a salir perfecto pero puedes quedarte muy satisfecho. Ralentiza los impulsos de tu cuerpo. Destensa los músculos. Respira lentamente.

Pum… Pum… Es la hora. Comienza la función.

Dos opciones

tumblr_mv5mp8du8v1sna702o1_500

Hay situaciones y personas que a mí, personalmente, me roban la energía. Me la roban o cambian mi estado de ánimo drásticamente y de forma negativa.

En estas ocasiones tengo dos opciones: Racionalizarlo o huir lo más rápido que pueda y mantenerme siempre a una distancia prudente. La segunda opción puede sonar cobarde, incluso como una coartación de libertad. Puede que sí, lo sea. Pero en los momentos en los que pensar de forma lógica, distanciarte de tus sentimientos e intentar ser frío e impertérrito, no sirve de nada, lo mejor es huir. Según mi experiencia personal.

Alejarse, y seguir tranquilamente con tu vida mientras cosas que te afectan negativamente ocurren lejos y sin que te des cuenta. No todo en esta vida nos va bien o nos ayuda a seguir hacia delante. Dado que el tiempo no espera y el mundo no se va a parar porque nosotros estemos hundidos y desolados. ¿Por qué no deshacernos de aquellas situaciones o personas que nos podrían causar mal?

Rendirse

people-jumping-frizbee

Admiro a la gente que nunca se rinde. A los que tienen una conducta de esfuerzo inquebrantable. A los pocos ingenuos que por muchas veces que hayan saltado y se hayan caído por el abismo, piensan: “Una vez más, esta vez sí que lo conseguiré”. Los admiro. E intento parecerme cada día más a ellos. Porque a veces no queda más que la perseverancia, el análisis, la motivación y la fe ciega para conseguir lo que más anhelas.

Ese optimismo, esa humildad, esa paciencia, creo que son elementos que hacen grande a una persona. Que no sólo la hacen grande sino que le dan las herramientas para, potencialmente, conseguir todo aquello que se proponga con tiempo, mucho tiempo. Porque “nunca rendirse” no significa siempre hacer lo mismo esperando resultados diferentes. Significa evolucionar, amoldarse, cambiar, salir de tu zona de confort para seguir intentándolo y finalmente conseguirlo.

Tengo un cartel en mi habitación en el que pone: “Nunca te rindas”. Creo que podría ser un buen resumen de todos esos libros que se han escrito con “La fórmula del éxito”.

Brutalmente sincera

consejos_para_verse_bien_selfie-width-800
Escribir una leyenda

Ya me han tachado varias veces de ser “brutalmente sincera”. No sé si es un halago o una crítica, ya que la sinceridad no está bien vista en nuestra sociedad. Cada día la gente le da más importancia a la fachada y a la visión que proyecta en los demás. Ya no tiene importancia cultivar lo que son en realidad. Ya no importa ser sincero con los demás y con uno mismo.

Ahora todo son medias verdades y mucho postureo. Ahora sólo importa que te conozca mucha gente, que la gran mayoría piense que eres atractivo tanto por fuera como por dentro y poco más. Ya no importa la exclusividad que tienen los más allegados a ti para conocerte realmente. Ya lo muestras todo sin filtros ni condiciones, o por lo menos, muestras lo que quieres que vean.

Y lo malo de esto no es que no podamos ser sinceros con las personas que elijamos, independientemente de la imagen que queramos dar al resto del mundo. El problema es que nos estamos acostumbrando tanto a la mentira y al disfraz que ya no distinguimos la ficción de la realidad.

Yo, por mi parte, prefiero seguir siendo muy celosa de mi intimidad en las redes sociales, guardarme mis pensamientos para este blog, y mis experiencias y sentimientos para aquellos que se dignen a compartir un rato en persona conmigo.

¿Por qué estudias música?

the-importance-of-learning-music-theory-correct-technique

¿Por qué estudias música?

Si la cultura apenas se paga en España. Si la salida más probable es ser profesor y tú no te llevas bien con los niños. Si es el arte más desagracedido de todos, junto con la danza, por ser arte temporal y no plástico. Si te desquicias a veces pensando en la forma de conseguir una mejor técnica o en cómo conducir tal o cual frase para expresar lo que quería el compositor. Si los músicos no tienen vacaciones, 365 días al año deben tocar, o estarán desaprovechando su tiempo. Si la música clásica ya no se lleva, es algo pasado de moda. Si te juegas horas y días de estudio en un sólo segundo que puede salir mal. Si no vas a poder vivir de ello.

Sí, es cierto. No es fácil. Ni muy práctico. Ni siquiera muy inteligente por mi parte. Pero…

Cuando por fin consigues llegar al peldaño en el que puedes poner los pelos de punta a alguien de forma que jamás alcanzarían las palabras. Cuando te das cuenta de que es un idioma universal con el que te puedes comunicar con alguien de la otra punta del planeta. Cuando descubres que eres adicto a la adrenalina que segregas al subirte al escenario con el miedo en el cuerpo de que no vayas a demostrar todo tu trabajo y esfuerzo.Cuando te das cuenta de que no sólo desperdiciarías otros cuatro años más en seguir dedicándote 24 horas al día en cuerpo y alma a ello, sino toda la vida.

Es cuando te das cuenta de por qué estudias música.

Libre elección

 

encontrar-salidas-profesionales-derecho

Cuando queremos a alguien, solemos querer lo mejor para esa persona. Pero ¡qué fina es la línea que separa el consejo de la imposición!

Es normal que si algo nos funciona muy bien y nos parece que mejora nuestra vida considerablemente queramos compartirlo con nuestros seres queridos y que estos se atrevan a ponerlo en práctica. Pero, ¿en dónde termina el querer motivarles a ello y dónde empieza el obligarles a hacer lo que tú consideras mejor?

Creo que no solemos tener el suficiente cuidado con esto. Cada uno tiene su espíritu crítico para considerar lo que le conviene. Si bien es cierto que a veces la gente se pierde maravillas porque no se las han sabido vender, también hay que aceptar que no todo el mundo tiene la forma de actuar que tú tienes ni les gusta lo mismo que a ti.
En estos casos, a mí me encanta rebanarme los sesos para encontrar cientos de formas creativas de presentarle esa idea a la persona que me importa. Me quedo con las tres más interesantes. Y si no funcionan, prefiero pensar que no se lo está perdiendo. Sólo está eligiendo como persona libre que es.

Una semana

relax-ii2

Si pudiera parar el tiempo. Ahora mismo lo haría. Lo pararía durante una semana. Para tomar distancia. Conseguir el aire que tanto me cuesta encontrar entre mis preocupaciones y yo misma.

Sería una semana de no pensar en “tengo, debo, es necesario, me han pedido…”. Sería una semana de “quiero, improvisemos, atrevámonos, hagamos esa locura…”. Una semana llena de libros que siempre he querido leer, baños calientes que nunca me daría si pensara en el medio ambiente, gasto de gasolina y tienda de campaña, estrellas, monte, playa y otoño. Luego casa, manta, películas y bandas sonoras. Restaurantes, paseos y charlas a la luz de la luna. Velas, fotografía y una cama.

Pero sobre todo sería una semana llena de ti, de la paz que me das y de los recuerdos que quiero seguir construyendo a tu lado.