Capítulo 3 “Circe”

650_1200

-No entiendo por qué te has enfadado tanto- le susurró Valle al abrazarla suavemente por la espalda.

-Ya sabes lo importante que es para mí la sinceridad, V. Me duele que no tengamos las mismas prioridades- contestó Circe, aún molesta, sin mover la vista de la pantalla del ordenador.

-Sólo te he dicho que nunca se puede ser 100% sincero.- Valle seguía susurrándole al oído en un tono muy conciliador y cariñoso.

-¿Y te parece poco? Yo necesito poder confiar en ti. Saber que jamás me mentirás.

-Circe, nunca te mentiré mientras me sigas demostrando que puedes soportar mis verdades.- concluyó suavemente Valle, besando la parte superior de la oreja de su compañera.

Circe siguió enfurruñada durante un par de horas frente al ordenador. Intentando trabajar con la mente en otro lugar, en otro espacio. Su largo y ondulado pelo se rebelaba contra ella creando una especie de oscuro telón frente a su mirada. Pero los verdes ojos de Circe seguían perdidos en las franjas de pantalla que esa maraña de pelo le dejaba vislumbrar.

Se preguntaba por qué Valle no podía decirle lo que quería oír, como todas sus anteriores parejas. Aunque bien es cierto que muchas de ellas fueron las que acabaron cortando sin motivos aparentes, cometiendo infidelidades o discutiendo por tonterías durante meses para tener una excusa por la que dejar la relación y fugarse con la vecina buenorra del quinto.

Es cierto, Valle no era otra más. Ella no quería mentirle ni siquiera en lo que la sociedad había impuesto como una mentira piadosa y necesaria. Sabía que Valle la amaba con toda su alma, pero que nunca dejaría sus valores de lado por encajar. Y en parte, eso era lo que más le enganchaba de ella. Su singularidad. Su genuidad.

Se levantó un poco avergonzada de su silla de trabajo y se dirigió hacia el salón. Caminaba pausadamente, intentando encontrar la forma de volver a estar en paz con Valle. Recordó las palabras de su abuela tras uno de los tantos intentos que Circe desempeñó para reconciliarse y volver a vivir con su madre: “A veces, hay que callarse y volver de puntillas, como si no hubiera pasado nada. Fingiendo que todo está bien si ya las palabras se quedaron cortas para las disculpas”

Un suave olor a queso consiguió que comenzara a salivar y pronto dedujo lo que sucedía. Al volver la esquina del pasillo, la vio, allí, en la cocina. En camisón de seda y zapatillas de peluche. Preparando el plato favorito de Circe, lasaña de queso.

Se veía torpe con las manos y Circe se aguantó las ganas de decirle: “Ten cuidado, te vas a quemar con el horno”. Pero pese a todo seguía irradiando una atmósfera de calma y alegría. Intentaba encajar la bandeja de metal en los carriles superiores del horno para que el queso se gratinara y oscureciera lo bastante como para pensar “Uff, unos segundos más y se hubiera quemado”. Así era como más le gustaba a Circe. De repente, una sombra en la oscuridad del pasillo la sorprendió e hizo que pegara un pequeño brinco.

Valle fijó la mirada en Circe y sus labios dibujaron una parábola ascendente. Cerró los ojos y creó dos hoyuelos en sus blancas mejillas. Era su forma de sonreir. Su única y deliciosamente sensual forma de sonreir, la que hizo que Circe se diera cuenta. “Me quiero casar con esta mujer”
Se despertó empapada en sudor. Creía que ya había superado la fase de los sueños-recuerdo. Pero se veía que no, que el juicio que se desarrollaría unas horas después sobre el homicidio “imprudente” de Valle por un importante y desgraciado empresario de la industria alimenticia, había avivado su recuerdo.

(Fuente de la imagen: https://www.bebesymas.com/recetas/lasana-de-jamon-y-queso-un-delicioso-plato-para-compartir-en-familia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s