Nervios

021

Pum… Pum… De repente el latido de tu corazón se vuelve evidente a tus sentidos. Algo que siempre está ahí y que no alcanzas a escuchar hasta que se acelera o comienza a bombear más fuerte de lo normal. Lo mismo pasa con la respiración, es más rápida y se acentúa.Las tripas comienzan a removerse y un gran peso se acomoda en tu pecho.

Pum.. Pum.. Pum.. Las manos te sudan y sientes las extremidades más frías de lo habitual. Las rodillas tiemblan y la boca se reseca. Parece que cada parte de tu cuerpo fuera por su lado, a un ritmo diferente, sin seguir tus indicaciones. Tus ojos miran de vez en cuando el reloj. En tu cabeza tienes claro que debes respirar hondo y pensar de forma positiva, pero la puesta en práctica no es tan sencilla.

Pum.Pum.Pum.Pum.Te visualizas en acción. Le quitas hierro al asunto. No te juegas la vida en ello. Después de esto tu vida seguirá independientemente del resultado. Intenta centrarte y demostrar lo que sabes hacer. No tienes que tener miedo. No va a salir perfecto pero puedes quedarte muy satisfecho. Ralentiza los impulsos de tu cuerpo. Destensa los músculos. Respira lentamente.

Pum… Pum… Es la hora. Comienza la función.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s