Rendirse

people-jumping-frizbee

Admiro a la gente que nunca se rinde. A los que tienen una conducta de esfuerzo inquebrantable. A los pocos ingenuos que por muchas veces que hayan saltado y se hayan caído por el abismo, piensan: “Una vez más, esta vez sí que lo conseguiré”. Los admiro. E intento parecerme cada día más a ellos. Porque a veces no queda más que la perseverancia, el análisis, la motivación y la fe ciega para conseguir lo que más anhelas.

Ese optimismo, esa humildad, esa paciencia, creo que son elementos que hacen grande a una persona. Que no sólo la hacen grande sino que le dan las herramientas para, potencialmente, conseguir todo aquello que se proponga con tiempo, mucho tiempo. Porque “nunca rendirse” no significa siempre hacer lo mismo esperando resultados diferentes. Significa evolucionar, amoldarse, cambiar, salir de tu zona de confort para seguir intentándolo y finalmente conseguirlo.

Tengo un cartel en mi habitación en el que pone: “Nunca te rindas”. Creo que podría ser un buen resumen de todos esos libros que se han escrito con “La fórmula del éxito”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s