Quimeras

photographyawards_05

Salgo del camerino. Mis manos sudan. Siento la boca seca y unas inmensas ganas de salir corriendo.

Pero no debo. Sería como tirar años y años de mi vida a la basura. Hay que ser valiente y agarrarte fuerte a lo que quieres para no dejarlo escapar ¿verdad? Por lo menos así me educaron a mí. En la senda de perseguir sueños imposibles.

Pero a veces, cuando estás a punto de alcanzar esas imposibilidades, el miedo te atrapa y te abraza hasta dejarte inmóvil, no vaya a ser que aquella quimera a la que siempre intentaste cazar fuera a presentarse en la puerta de tu casa boca arriba y moviendo la cola.

A veces nos ponemos la zancadilla a nosotros mismos convenciéndonos erróneamente de que no merecemos el éxito. Éste es uno de esos momentos.

Así que no, no seré yo mi peor enemigo. Saldré ahí, les enseñaré mi magia y que sus cuatro pares de ojos sean los que juzgen si merezco conseguir mi sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s