Árbol

wpid-arbol-precioso

Una relación, ya sea de amistad, amor o familiar, es como un árbol. Si no lo riegas, podas y mimas de vez en cuando, se acaba volviendo salvaje. No te necesitará ni contará contigo. Sus raíces y ramas acabarán alejándose de tu jardín. Y aunque el tronco siga ahí. Los rayos de sol son más intensos en las inacabables laderas. Y no en el estrecho y lúgubre jardín en el que acaban los árboles olvidados, renegando de su falta de cariño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s