Peter Panes

Ovqie

Hay veces en la vida en las que la cagamos estrepitosamente.

Sabemos que nos hemos equivocado, que ha sido exclusivamente culpa nuestra y nos sentimos horriblemente mal por ello. Y en vez de seguir echándole la culpa a los demás, a las circunstancias o al mundo entero (que tan mal nos trata siempre), debemos madurar. Responsabilizarnos de nuestros actos y echarle un par de huevos para no volver a repetir ese error nunca más.

Es duro. Lo sé. Sobre todo si has hecho daño a alguien. Colocarte delante de esa persona, cara a cara, para pedirle perdón y asumir tu culpa requiere de un gran valor. Y más si no quieres caer en eufemismos, medias verdades o excusas. Si te quitas la máscara, la capa, los zancos o lo que quiera que lleves como escudo, y te presentas frente a esa persona de forma transparente. Para asimilar tu responsabilidad y tu castigo.

No es fácil. Pero de Peter Panes y de cobardes está repleto el mundo. ¿De verdad te conformas con ser uno más?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s