Carta

Querida tía:

Te extraño mucho. No sabes las ganas que tengo de que veas todo lo que he crecido y lo que he madurado. Siempre me acuerdo de las veces que venías a la ciudad, cuando yo era pequeña. Seguramente porque siempre que aparecías el día se tornaba fascinante y divertido. Sigo jugando a los alfileres, como tú me enseñaste. Y ya he conseguido ganar a mi padre al ajedrez, gracias a tus consejos.

Últimamente he tenido mucho tiempo para pensar y creo que fuiste muy valiente al elegir cómo querías que fuese tu vida. Se podría escribir una novela sobre ti y llegaría a ser un gran bestseller, no lo dudo. ¿Qué te parece comenzar a escribir tus memorias? Yo las redactaría encantada, así podría conocer aún más cosas sobre ti. Seguro que te gusta la idea. En cuanto nos veamos nos ponemos manos a la obra.

Sigo siendo valiente, como te prometí. Ya he comenzado a comprender lo que decías sobre la vida, que es muy dura. Pero sigo sin perder la sonrisa ¿eh? No te preocupes, he tenido a la mejor maestra, a ti. Me encantaría que me llevaras a todos esos sitios lejanos del mundo que has visitado. Y que me explicaras paso a paso sus leyendas y curiosidades.

Aún no he conocido al amor de mi vida. Pero creo que cuando lo encuentre, seguiré tu ejemplo y no lo olvidaré jamás, aunque algún día desaparezca. Tuvo que ser un hombre fascinante para que te enamoraras de él. Y para que le fueras fiel toda la vida pese a morir tan joven. Intento imaginarme el mayor amor que jamás haya existido entre dos personas y creo que ni me acerco a lo que tuvisteis vosotros dos.

El principal motivo de esta carta es explicarte que voy a ir a visitarte en breve y que me hospedaré contigo durante un tiempo. Espero que no haya problema. Quizá sea un poco inesperado, pero no puedo esperar. Por último, me gustaría decirte algo que creo que ya sabes pero que no te he dicho nunca: Eres mi heroína y mi mayor deseo es llegar a ser como tú de mayor.

————————————————————–

-Mamá, ya la he terminado. Prométeme que la colocarás a mi lado, como te pedí, pase lo que pase. Si no no servirá de nada que la haya escrito.-

Marina, de trece años de edad, miraba desesperadamente a su madre mientras pronunciaba estas palabras. Como si fuera la tarea para la que estaba destinada su vida.

-No te preocupes. Ella leerá la carta antes de que llegues y seguro que le llena de alegría. Procura estar el menor tiempo posible sola y encuentra rápido a la tía para que te ponga al día y puedas acomodarte lo antes posible.

Dicho esto, salió de la habitación para reunirse con el padre de Marina, que le esperaba con gesto solemne pero apesadumbrado.

-No entiendo porqué estás alimentando falsas esperanzas en Marina.- dijo Roberto, el padre de la niña.

-Sólo intento que nuestra hija sea feliz el poco tiempo que le queda.

-Y menos que quieres que sea. Si sigues teniendo en mente la eutanasia es que te has vuelto más loca de lo que pensaba.

-Mira Roberto, nuestra hija se muere. En esta situación podemos hacer dos cosas, y no te creas que ha sido fácil para mí racionalizar esto: o vemos cómo sufre durante semanas, deseando morir, para podernos hacer a la idea más fácilmente de que se va para no volver jamás; o favorecemos que se vaya ahora con la tía Pili, aún feliz y sin dolor.

-¿Realmente crees que hay algo después? ¿Que tu tía está en algún lugar esperando a Marina para cuidarla? ¡Eva, por favor! Cuando Marina muera, simplemente se apagará. Su mente desconectará y su cuerpo acabará siendo devorado por los gusanos. -suspiró con los ojos llenos de lágrimas- No hay nada después… no podemos matar a nuestra propia hija. ¿Qué clase de madre eres?

Eva le miró seriamente, como quien está a punto de enfrentarse a su peor enemigo.

-El tipo de madre que no mata la ilusión de sus hijos ni los deja sufrir sin razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s