Golpes de lirismo

Antes no era como ahora

Todos los días el autobús número 4 llega a “La Gran Vía” a las 8:37. Antes, aquel transporte estaba lleno de esperanza, esfuerzo e ilusión. Un escalón nos separaba de nuestro destino, de todos aquellos sueños que nunca nos habíamos atrevido a concebir.

Antes todo eran sonrisas, ahora sólo hay locos; antes cedías tu asiento a cualquiera, ahora te aferras a él como si de tu sueldo se tratara. Antes saludabas al conductor con tu mejor fachada, ahora te guardas tu amabilidad al igual que tus vacaciones; antes esperabas en la parada disfrutando del amanecer, ahora sólo piensas en llegar el primero a la cola del INEM.

Antes encontrabas interesantes personajes que el destino quería que pasaran por tu vida, ahora depravados te desnudan con los ojos, sin pedirte ni siquiera permiso; antes tú me esperabas en el destino, ahora sólo los lirios me recuerdan que alguna vez me amaste.

Antes era un “para siempre” y un “nada es imposible”, ahora es un “nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”; antes rasgabas mis ropas en busca de un alma, ahora yo rezo por unirme pronto a la tuya. Antes tú me dabas todo el oro del mundo, ahora mis dos corazones son tuyos.

Antes tú eras sólo mío y ahora yo no soy de nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s